Educación para la Salud
Calidad con Calidez en Información

 

Acceso a la salud en zonas rurales: una problemática latinoamericana

Por Victoria Cattaneo

 Las comunidades rurales requieren el acceso a servicios de salud de calidad y a una asistencia médica continua e integral al igual que los habitantes de zonas urbanas. Sin embargo, por lo general estas poblaciones se encuentran en situación de vulnerabilidad.

   Las condiciones de pobreza, hacinamiento, escasez de agua potable, contaminación ambiental, explotación intensiva agropecuaria o minera y las dificultades de accesibilidad geográfica hacen que estas poblaciones queden excluidas de los sistemas de salud. Por un lado, se encuentran alejadas de los centros de alta complejidad donde se debe derivar a los pacientes con enfermedades graves y, por otro, no cuentan con la cantidad de profesionales de la salud necesarios.

   Según el Manifiesto de Cartagena, emanado del 17º Congreso internacional de Salud rural (2009), la mitad de la población mundial y al menos la cuarta parte de la población latinoamericana vive o trabaja en el medio rural. El instituto nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) considera población rural a poblaciones con menos de 2.000 habitantes y a las personas que habitan en campo abierto. Según esta definición la población rural representa el 10,7% de la población total de nuestro país. Y si bien argentina es el tercer país latinoamericano en cantidad de médicos (uno cada 299 habitantes), mientras en la Ciudad autónoma de Buenos Aires la proporción es de un médico cada 90 habitantes, en la provincia de Formosa hay uno cada 677 y en Misiones uno cada 668.

   Arturo Serrano es Presidente de la asociación de Médicos rurales (AMER) y trabaja en ese ámbito desde hace más de 25 años. Él afirma que persisten problemas como que

los médicos son reacios a instalarse en las zonas inhóspitas o con escaso desarrollo agro industrial y los pocos que optan por hacerlo, trabajan mayormente en condiciones de aislamiento, sobrecarga laboral y en muchas ocasiones sin la infraestructura, cantidad ni calidad de recursos humanos adecuados. Sumado a esto, los servicios de salud se vuelven inaccesibles para las comunidades debido a la escasez de medios de transporte y de comunicación.   Las demandas de las comunidades rurales son variables dependiendo de la región, las diferentes etnias, las condiciones socioeconómicas y geográficas, el nivel educativo y de acceso a las diferentes fuentes de información.

Sin embargo, las necesidades de salud más frecuentes son las relacionadas con la explotación laboral y el entorno medioambiental: accidentes de trabajo por la utilización de maquinarias pesadas, de agroquímicos, de petróleo o minería, trabajo precarizado infantil y de la mujer. También son frecuentes los casos de tuberculosis, parasitosis, infecciones y desnutrición.

Datos

En Números

El Rol del Médico Rural

“Dados estos contextos y condiciones de ejercicio de la profesión, los médicos rurales deben desarrollar un conjunto de conocimientos y habilidades que van desde la articulación de las diferentes áreas clínicas hasta el manejo de elementos de salud pública, de la medicina comunitaria y de la salud medioambiental. Además, deben saber convivir y complementar sus competencias con otras prácticas de las culturas regionales y los saberes de los pueblos originarios”, apunta Serrano.

  Los profesionales de la salud que desarrollan sus actividades en un ámbito rural por lo general actúan en el primer nivel de atención Primaria de Salud (APS), una estrategia que concibe los problemas de salud – enfermedad y de atención de las personas de manera integral. Se contempla tanto la asistencia como la prevención de enfermedades, la promoción de la salud y la rehabilitación.

  Según esta concepción, no sólo es importante proveer servicios de salud, sino afrontar las causas sociales, económicas y políticas de la ausencia sanitaria. Se trata de una perspectiva transversal que va a contramano de la tradicional profundización en una determinada área de conocimiento (las especialidades médicas).

Una instancia de debate

Ante la necesidad de plantear un proceso de reflexión sobre las propias prácticas médicas y el estado de situación de la medicina rural a nivel regional, desde la facultad de Ciencias Médicas de la UNL y la asociación de Médicos rurales (AMER) se organizó el  primer foro internacional de Medicina rural bajo el lema “la necesidad de mejora de la salud rural en Sudamérica”.

Se llevó el 9 y 10 de diciembre pasado en el Foro Cultural de la UNL y disertaron profesionales latinoamericanos y europeos pertenecientes a distintos ámbitos gubernamentales, entidades científicas y universidades. Los especialistas compartirán sus perspectivas y experiencias en relación con las políticas y cuidados en la salud rural del continente.

El foro será  instancia de intercambio sobre el rol social del médico rural, la necesidad de la formación continua de los profesionales de la salud, el trabajo en equipos interdisciplinarios, las estrategias de salud ocupacional y laboral en la atención Primaria de la Salud y el rol del Estado en la provisión de sistemas de salud rural.

   El acceso universal a una atención médica de calidad, eficaz en condiciones de equidad e igualdad para las poblaciones rurales sólo puede garantizarse si se avanza en el sentido de una política pública que incida sobre esta situación a largo plazo, de manera planificada y con una adecuada evaluación.

   En la provincia de Santa Fe existe un proyecto de ley que propugna la creación de un Sistema Provincial de Médicos rurales (SPMR) que garantice la atención médica de la población que vive en zonas con escasa densidad poblacional, lejanas de centros urbanos o inaccesibles geográficamente, con es caso desarrollo económico y de infraestructura o cuya población se atienda en condiciones de riesgo sanitario elevado.

   El proyecto contempla la integración del Sistema rural con las grandes ciudades a través de redes de atención por complejidad, propiciando la regionalización y descen- tralización de los servicios de salud. Además, fomenta la radicación de profesionales en las zonas rurales o inhóspitas a través de la posibilidad de capacitación continua de los mismos y la garantía de buenas condiciones laborales.

   Actualmente el proyecto cuenta con media sanción de la Cámara de Senadores.

 Fuente: Paraninfo. Noviembre 2011
 

 

Contáctenos - Sitios de Salud - Sitios Educativos - Enlaces de Interés
 © COPYRIGHT 2006 :: eps-salud :: Todos los derechos reservados