Educación para la Salud
Calidad con Calidez en Información

 

LA EDUCACIÓN PARA LA SALUD

 

Dr. Drutman, Joel
Lic. Faletty M., Javier
Farm. Chort, Silvia

INDICE


INTRODUCCIÓN.........................................................
Una definición por PUENTE.........................................
PUENTES..................................................................
Peor que un pueblo analfabeto es un pueblo enfermo.....
CONCLUSIONES.......................................................
ANEXOS
América Latina...........................................................
ARGENTINA..............................................................
Otros Datos y Señales................................................
ASPECTOS CUALITATIVOS.......................................
Bibliografía Consultada................................................
Otras Fuentes - Búsqueda de Vías...............................
Bibliografía Recomendada............................................
Llaves en INTERNET...................................................


3
4
4
8
14
ANEXOS
15
17
22
23
33
33
34
36

"Principiis Obsta"

Introducción

 

Entrar en el campo de la Educación es buscar los medios para la elaboración y adopción de un programa de acción, tomando como principio la equidad y la calidad.

Todas las tareas inherentes a la puesta en práctica deben tomar en cuenta los aspectos presupuestarios, sociales, conflicto de poderes e intereses. Se debe amalgamar la filosofía y la puesta en marcha, pero esencialmente establecer igualdad de oportunidades.

En el presente trabajo intentamos profundizar el tema de la Educación para la Salud en el momento actual como gestión interdisciplinaria con el perfeccionamiento continuo de una didáctica específica y empleando el recurso sistemático de la comunicación para informar a la comunidad.

La Educación para la Salud debe integrar una currícula de la comunidad educativa, tomando como base la psicología, la sociología y la política, pero todo ello debe estar centrado en el alumno y la sociedad.

__________________________________________

 Una definición por puente

Con la finalidad de introducirnos en un tema que, a nuestro juicio, es de suma importancia para una sociedad que en los albores del siglo XXI tiene como base los adelantos tecnológicos y la comunicación, presentaremos las pautas iniciales para el desarrollo de nuestra investigación.

De las múltiples definiciones de Política Educativa, extraemos la emitida por Horacio C. Rivarola: " La ciencia política de la educación estudia los problemas; dice cuáles son las necesidades económicas y sociales de una sociedad y cómo deben ser satisfechas por medio de la educación; pero no lleva sus conclusiones hasta el banco de la escuela, para decir cómo y con qué medios se hará aquella enseñanza. En su sentido social, no puede tender, pues, a formar maestros, dará a los hombres de gobierno vistas generales, correlativamente no podrá bastar el ser un distinguido pedagogo para saber organizar la enseñanza de un país…" (1944:21).

Puentes

Diversos factores inciden en la estructuración de todo proyecto social. Entre aquellos considerados como vertebrales se encuentran sin duda Educación y Salud. Análisis primarios, de determinismo obligados nos indican que ambos factores se encuentran relacionados. Caracteres evaluativos corroboran que las sociedades con mayores índices de enfermedad no son sólo las más empobrecidas sino las que tienen menores niveles de Educación. Por esto, ella es un factor determinante de la Salud. Y ésta es un reflejo formal de la Educación que se imparte.

Juntas son un marco-espejo de la política social que se respire y exhiba como enfoque, objetivo necesario o como idea que prefigura y plasma de manera instrumental el Estado, pero no sólo éste, sino aquellos ámbitos académicos, comunitarios, que concurren a pensar la sociedad que forjamos dinámicamente.

Es así como el desarrollo de una política social las verá aparecer en forma simultánea. La extrema complejidad que deben afrontar países como el nuestro, obligados a timonear permanentes crisis, nos llevan a replantearnos el papel que estos factores ocupan en nuestro análisis: si Educación y Salud han pasado a ser naipes de una baraja subordinada al mercado o actores que van definiendo nuestra identidad, nuestras metas, apoyándonos en ellas como valores sociales constitutivos.

Sin duda, pobreza e ingreso per cápita son las variables fundamentales que influyen en una mala salud poblacional. Ambos flagelos si bien son mundiales y afectan a centenares de millones de personas en sus condiciones de vida, de salud, de educación, de desarrollo ético y espiritual, se producen por la implementación de políticas disociadas de valores fundamentales. En América Latina, las políticas de ajuste han determinado una disminución global del gasto Estatal que se expresa, mediante la disminución del presupuesto en Educación y Salud. Por ende, no ha sido viable el mejoramiento e incluso el mantenimiento de los servicios esenciales en la mayoría de los países de la región.

Las estrategias a implementarse no pueden quedar únicamente en manos de los gobiernos; los ciudadanos deben prepararse para asumir compromisos con la sociedad en la que viven pero antes que nada deben comprender cual es su propia incidencia en este proceso.

Las sociedades que promueven netos, palpables progresos son aquellas en que los referentes teóricos válidos acaban instrumentándose. Donde existe una necesaria integración de aspectos comunitarios, culturales, económicos y jurídicos. Por esto es la Educación quien perfila los alcances del capital humano. Si éste no está definido como una idea y un componente objetivo, la Educación estará cediendo su terreno e inmediatamente la proporción de su renuncia se convertirá en un causal de regresión y en el peor de los casos en un factor paralizante.

Salud y Educación se conducen propiciando una meta conjunta: curar el sistema.

Cuando los que ejecutan las políticas y también los ciudadanos se inicien en la comprensión de este lenguaje podrán vislumbrar que salud y educación no pueden proseguir objetivos paralelos, lineamientos que no se juntan jamás en el espacio social, sino que deben promover y entroncarse en un feed-back tal que les permita actuar de un modo sinérgico, constituyéndose en exponentes potenciales y por ende síntomas primarios de progreso social.

En cuanto agentes primordiales, ambas entonces no pueden ser solo aristas de un prisma compuesto de innumerables elementos, sino ejes de los sistemas políticos.

No pueden permanecer atomizadas, ni constituirse en objetos acomodaticios de los planes emergentes sino ser miembros eficaces, centrales, vigorosos y protagónicos a la hora de dar respuestas.

Para llegar a cumplir estos parámetros deben alimentarse desde los ámbitos comunitarios, en todos sus niveles, una ideología de la educación y una ideología sanitaria.

En épocas en que nos extraña la gente con ideas y proyectos, como si en su maletín mental estuviéramos formando parte de un registro de números o nos sintiéramos parte de una secuencia diagramada en la que no pedimos ser incluidos, es preciso retornar a creer e involucrarse en éste lenguaje simbólico del pensamiento que puede traducirse en hechos gradualmente perfectibles y operativos, que expuestos a la mayor cantidad de sujetos que actúan como compartimentos estancos, asuman un papel primario. La falta de criterios sustantivos conduce a cualquier sociedad a una peligrosa precariedad. En cambio la discusión y el emplazamiento de análisis exhaustivos alcanzan medios cada vez más adecuados para enfrentar y resolver problemas.

Cuando planteamos un problema, entendemos que son situaciones que no nos satisfacen, son las discrepancias entre aquello que es y aquello que nos gustaría que fuera. Separamos la realidad de lo que desearíamos que fuera. Este planteo debe ser instrumental, desde una perspectiva que posibilite la intervención y que permita una vía de mejora.

Se debe ser consciente que los conflictos que generan la formación de políticas públicas son casi siempre interdependientes, nunca es un Único problema el que se plantea y que preocupa a la comunidad o a algunos de sus sectores, es incluso más sencillo resolver un conjunto de problemas que tratar de enfrentarse con el más aparente. Puede haber muchas soluciones y estas soluciones son una combinación de ideas ya existentes.

Debemos ver las dificultades como oportunidades de mejora, a medida que se van solucionando lo que sucede es que cambia la oportunidad de mejora planteada, cambia el problema, es un proceso continuo de aprendizaje.

Es de suma importancia que la Educación para la Salud deje de ser un tema o cuestión (issue) para transformarse en un problema, algo suficientemente relevante para ser considerado por parte del poder público y susceptible de integrar una agenda de esos mismos poderes públicos.

Para lograrlo se considerará el número de personas afectadas por el problema y las medidas de solución, intereses afectados y su nivel y tipo de organización.

La agenda del político de turno nos muestra cual es la percepción de los poderes públicos en el instante concreto sobre lo que se debe resolver. Esta agenda se forma en base al:

    • Valor del grado de apoyo que el tema puede recabar.

    • Valoración de su significación o impacto.

    • Viabilidad de la solución previsible.

Es importante el paso de un tema o cuestión de relevancia pública a la consideración de asunto público a resolver y su inclusión en la agenda, esto implica una definición oficial del conflicto a resolver. Ello pasa obligatoriamente por el nivel de decisión política, donde es imprescindible mejorar el sistema de decisión y análisis.

Para avanzar en políticas sociales que sean vinculantes y competentes será preciso hacerlas más empíricas, operativas, racionales en el uso de recursos y que establezcan metas u objetivos mensurables y evaluables.

Las sucesivas y tenaces amenazas sobre políticas ineficaces requieren cambios de actitud. Todas aquellas tensiones que no reciban atenciones adecuadas derivarán en mayor ruptura de los capilares sociales. Consecuentemente en brotes de aquellos síntomas que caracterizan a las sociedades no sustentables, enfermas y dependientes.

Nuestro país enfrenta ante todo una crisis sustancial. El vaciamiento de ideas. Habiendo sufrido consecutivamente acciones individuales y/o corporativas no éticas, corruptas, la comunidad tiende a alimentar un escepticismo cabal. El más peligroso de los síntomas sociales se cierne; la indiferencia, la inacción, luego el coma ideológico.

La Educación, su potencial incalculable y los medios que de ella proceden deben alentar una cualitativa, eficaz reacción para activar y diseñar una nueva confianza. Curar el sistema. Comenzar a restablecerlo. Un pueblo que se piensa a sí mismo vuelve a ponerse de pie.

Por esto se hace imprescindible rever si en la sociedad prevalecen los ciudadanos con actitud educativa. Si se han incorporado en sus temperamentos la necesidad de su proceder reflexivo. Si predominan conductas formales y sociales de aprendizaje. Si éstas son implícitas-explícitas.

O si por el contrario las sociedades emergentes están destinadas a permanecer como consumidoras a cambio de elegir ser promotoras de ideas.

Desconocemos a veces que todo proceso educativo tiene un objetivo curricular oculto o mejor dicho, desconocemos su potencial. Una advertencia fuera de tiempo acerca de éste descuido analítico nos conduce históricamente a ciclos educativos autolimitados.

La percepción del paso del tiempo también es otro elemento a tener en cuenta. Mientras los países desarrollados elaboran planes a largo plazo en los que incluyen los adelantos científicos que solventan, animándose a crear un molde del futuro, las sociedades alicaídas, retenidas por sus crisis en los peldaños más bajos, demoran su entrada a los nuevos sistemas de competencia, conviven con la supervivencia y sumergidas en sus propias contradicciones terminan acatando lenguajes y prospectos ajenos a su idiosincrasia.

Lo cierto es que cada país es libremente responsable de los resultados que genera. En las actuales sociedades globalizadas los ciudadanos deben aprender a administrar analíticamente el delicado equilibrio entre universalidad y autonomía, a adoptar nuevas estrategias y procesos de cambio como también a sostener y conservar su identidad, su capital histórico.

Es llamativo el carácter pedagógico que asumen todas estas instancias que en su mayoría concedemos destinadas a un mero rol político. La construcción de una política de Estado requiere una visión conjunta del tablero social que organice sus prioridades y atienda al capital oculto y potencial de todos sus factores.

Curar al sistema también implica no soslayar que si el conocimiento es y será la principal variable de poder para las sociedades futuras, según lo define Thurow en " The Future of Capitalism", la necesidad prioritaria de establecer una sólida estructura sanitaria será una decisión político-social irreductible.

Peor que un pueblo analfabeto es un pueblo enfermo

¿Qué entendemos por SALUD?

En la Declaración de la Constitución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define que: "la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social y no simplemente la ausencia de enfermedad ".

Esto se logra mediante la siguiente estrategia (es decir qué hacer):

Promocionar la salud: por medio de la educación sanitaria, adquiriendo hábitos saludables, tales como no consumir exceso de grasas, no fumar, evitar el consumo de drogas o productos químicos que dañen el organismo, hacer ejercicios regularmente, beber moderadamente, etc.

Prevenir la Enfermedad: lo que requiere ciertas técnicas y acciones no sólo sobre el individuo, como es el caso del diagnóstico precoz e implementación de vacunas, sino también sobre el medio ambiente, para que éste sea favorable al huésped humano y contrario a los agentes de enfermedades, como puede ser la disponibilidad del agua potable, el evitar la frecuencia e intensidad en la producción de ruidos, el empleo de productos previamente autorizados que cuiden los aspectos ecológicos, etc.

Evitar las Secuelas: que sobre el huésped humano producen los agentes de enfermedad una vez que han actuado, para lo que frecuentemente se requiere hospitalización y, en todo caso, actividad asistencial, ya sea ambulatoria de tipo urgente u ordinaria.

La estrategia mencionada ut supra es el asunto que aún no es un problema de análisis para la agenda política de los legisladores de turno por lo tanto las políticas para la salud se transforman en hacer de la salud una política.

La Política Educacional y su consiguiente legislación pueden hallar en los prácticos versos de Rudyard Kipling una respuesta:

"Conservo seis honestos servidores.Me enseñaron cuanto séSus nombres son:

Qué, por qué, cómo, cuándo, dónde y quién "*

Quien está legitimado políticamente para tomar decisiones tiene un futuro que es básicamente variable, hay un constante fluir de cooperación y conflicto y la competencia abierta entre sus participantes asegura el respeto democrático en las determinaciones de las opciones. El objetivo es llegar a un compromiso de acuerdo que permita conciliar los intereses presentes y satisfaga la ecuación fines-medios.

La decisión final para tratar la Educación para la Salud debe ser un fruto de la coincidencia entre problemas que buscan solución, soluciones que buscan problemas y participantes que buscan problemas para resolver, intereses que satisfacer o alianzas que crear.

Desde el punto de vista económico, se considera que la regla decisional óptima vendría determinada por el punto de encuentro entre la curva descendente de los costos externos que soportarían los perdedores en la votación y la curva creciente de los costos decisionales implícitos para alcanzar un acuerdo que se quiere siempre lo más amplio posible. Una simple relación costo-beneficio. Tenemos por un lado la Salud y la Educación, variables de un mercado globalizado, y por otro lado política y costos. Una balanza difícil de controlar.

Pero, todo ello pasa por alguien único e irrepetible que es el Ser Humano, ése que más que un recurso humano, es un humano con recursos.

Asimismo es necesario analizar cómo capitalizar el máximo empleo de los recursos con que cuente la sociedad lo que permitirá relacionar opciones, exigencias, difusión e interiorización de variables y factores, esto será afectado por cambios de diversa naturaleza, innovaciones científicas, financieras y humanas estructurales. Esto requiere por tanto un proceso de racionalización a nivel de conductas, decisiones y carácter de las organizaciones donde la educación estará comprometida a dar respuestas y no solo a orientar, ya que los diseños de su ejecución predeterminarán el empleo inteligente, analítico y distributivo de recursos, incluirán la capacitación para el trabajo y los niveles de ocupación que es el mecanismo de inicio, sostenimiento y producción del desarrollo de un país.

Son fundamentales las reformas educativas y sanitarias que aporten a dicho desarrollo. Los problemas continúan en el tiempo cuando las políticas que se implementan resguardan más sus sistemas que a las personas que los sostienen.

Quienes diagraman una política para la educación son agentes de cambio, aquellos que pueden asesorar desde dentro de la organización a que sea la misma organización la que identifique los problemas esenciales y las vías de cambio para que, cuando llegue el momento de la evaluación se pueda encontrar las vías para aprender más de los posibles errores y de cómo capitalizar los aciertos de las medidas más efectivas.

Es un proceso de aprendizaje continuo, en una era de cambio permanente con un flujo continuo de millones de datos que no siempre son información, más aún, al no ser comprendidos por el receptor no le permite una posibilidad de elaborar opinión ya que no está preparado para recepcionar y elaborar respuestas acordes.

Es el discurso que muchas veces se utiliza en política para la salud, y el resultado son los muertos y heridos que recogen los efectores de la salud, los verdaderos mártires y héroes de las últimas décadas.

Una idea primaria es que ninguna sociedad puede alentar desde su sistema político forjar un ciudadano educado, culto, si éste está enfermo.

Por este motivo se hace imprescindible reconocer parámetros e implicar características propias del contexto social. No solo sirve informarse para descartar al día siguiente el titular de ayer por otro no menos urgente.

Las críticas condiciones de las políticas emergentes exigen no solo inversiones en las infraestructuras de la Educación o la Salud. Enfoques más incisivos conducen a transmitir y concientizar sobre la necesidad de involucrar a las comunidades sociales en el desarrollo de sus propios sistemas de Educación y Salud.

La instrumentación de estas estrategias podría indicar que esto depende en gran medida de la educación que se les brinda principalmente a los adultos. Pero no solo en el marco de las escuelas u otros medios institucionales sino a través de las organizaciones intermedias promoviendo conjuntamente la concientización de todos.

Si Educación y Salud son derechos insoslayables, un análisis sustantivo nos lleva a reflexionar que si bien tenemos derecho a estar sanos nadie está obligado a permanecer enfermo. El Estado debe promover y garantizar el cumplimiento de nuestros derechos.

En el marco de las definiciones, la Organización Mundial de la Salud (OMS) designa Promoción de la Salud como: "el proceso de capacitar a los individuos y a las comunidades para que aumenten el control sobre los determinantes de la salud y por lo tanto mejoren su salud".

En la 36º Asamblea Mundial de la Salud se propuso como definición de Educación para la Salud: " Cualquier combinación de actividades de información y educación que lleve a una situación en que la gente desee estar sana, sepa como alcanzar la salud, haga lo que pueda individualmente y colectivamente para mantener su salud y busque ayuda cuando lo necesite".

La Salud es un derecho propio de cada ciudadano y es asimismo una obligación del gobierno de turno el proporcionar el acceso a una Salud basada en la Equidad.

Esta última palabra, Equidad, tan utilizada en la sociedad, es una utopía hecha realidad cuando se entiende que es el desequilibrio controlado. En ello debe basar la política de educación para la salud.

Entendemos como Política el medio para alcanzar fines, política como sinónimo de decisiones de gobierno, como proceso, como secuencia de hechos y decisiones que implican un cierto avance o modificación de la realidad.

En ese entramado de actores institucionales políticos y sociales que hacen frente a una tarea o programa de acción específica, en nuestro caso de Política para la Educación para la Salud, las interacciones entre sus actores influencian su rendimiento, la calidad de la política aplicada y la efectividad de su implementación.

Cuando hablamos de una política pública intuimos de aquello que todo gobierno y los organismos que lo componen deciden hacer o no hacer.

Las necesidades económicas de una sociedad siempre están comprometidas con la economía definida como "una ciencia que asigna recursos escasos para atender a fines múltiples", entendiendo que los recursos siempre serán escasos para tantos fines, pero no por ello el equipo a cargo de estas políticas deberá presentar información precisa que luego no sirva o que no puedan brindar soluciones, más aún, que no transforme un bien público como la educación y/o la salud en una variable liberada al mercado, porque de acuerdo a las premisas del mercado, los hospitales funcionarían perfectamente si no hubiese pacientes y las escuelas si faltasen sus alumnos.

Y justamente si no hay pacientes, ni hay alumnos, no se puede concretar la misión, no hay que hacer. La función de un técnico en política social será tomar decisiones. Herbert Simon, en su obra "La nueva Ciencia de la Decisión Gerencial, (1999) define cuatro fases de decisión:

Inteligencia

Diseño

Elección

Revisión

Estas dependerán tanto de las normas legales como de la conducta ética de los dirigentes. Las revisiones o evaluaciones serán tan importantes como la instauración del objetivo o meta perseguida.

También está implicado el uso de criterios económicos en política de educación para la salud ya que se deben tener claro el uso de términos como eficacia, que es la acción para cumplir los objetivos previstos.

La efectividad cuando es aplicada a una proporción importante y sirve.

La eficiencia que expresa la capacidad de la actuación de un sistema político-económico de lograr el cumplimiento de los objetivos minimizando el empleo de recursos.

Este tema económico social es demasiado importante para fracasar, pero demasiado ineficaz para ser exitoso. Esta consideración y orden de criterios estará sujeto a una previa planificación.

La Educación y la Salud tienen igualmente importantes consecuencias sobre la pobreza. Con una mejor Educación las personas ganan más y se ajustan más fácilmente a los reveses temporarios o los cambios económicos. La inversión en capital humano siempre promueve el crecimiento económico. Tanto la Educación como la Salud son factores significativos en este crecimiento.

Por ello, cuando hay escasez de recursos que pueden influir trágicamente en la Salud y la Educación, las medidas deben ser tajantes para preservar la calidad de vida de la sociedad. La aplicación de la "economía alejandrina", cuando Alejandro (más tarde llamado Magno) desenvainó su espada y cortó el nudo gordiano de un solo golpe. Como decía Chesterton:

"No es que no puedan dan ver la solución, es que no pueden ver el problema".

Toda la estrategia para concebir una Política de Educación para la Salud es una gestión, que significa decidir, es un riesgo continuo para conseguir objetivos, generalmente a través de otros, y responsabilizarse de lo que otros han hecho.

Dicho riesgo es menor cuando está bien planificado. La Educación para la Salud puede transformar – a nivel social – un destino de vida en un estilo de vida, mejorar la calidad, prevenir enfermedades y esencialmente cumplir con una premisa que es una condición sine qua non: una vida tratada, una vida salvada.

Los modelos de organizaciones educativas y sanitarias podrían adoptar los procesos de la llamada Federación de Empresas, que poseen bases como:

    • Principio de Subsidios

    • Constitución de Interdependencia

    • Implementación de Normas y Códigos comunes

    • Presencia Federativa, es decir vínculos con un nivel central y regional.

Esto deriva en la llamada doble ciudadanía que aviene al hecho de que los involucrados son partícipes internos y externos, es decir, usuarios del sistema.

Como ha advertido Silvia Bleichmar en una de sus publicaciones quienes actúan en educación y salud no son delegados del sistema. Afirma que los niños y adolescentes concurren a la Escuela para no quedar fuera del sistema productivo. Esta dura pero cabal afirmación debe conducirnos a sintonizar con la realidad con la que convive una extensa franja de individuos en sociedades como las de América Latina. Un abordaje que nos permita entrever la seria precariedad de su día a día.

Aún la escuela es el mejor medio para integrar a los grupos mas desfavorecidos, mientras que en salud los sucesivos desbordes supeditan un carácter de acción preventivo para poder atender a personas que están en situación de riesgo.

"La sociedad debe valorar y estimular en los profesionales de la salud como en los educadores su integridad subjetiva ya que de este modo los apartaremos del actual rol de administradores de información y los reinsertaremos como arquitectos de nuestra cultura". Esta categorización es cada vez más relegada ya que éstos profesionales cumplen actualmente papeles subsidiarios en las sucesivas crisis.

Se hace imprescindible entramar unas ideologías para la educación y la salud puesto que la construcción del futuro necesita de operarios sanos y preparados para enfrentar desafíos cada vez más serios. Los numerosos formatos curriculares que asedian los escritorios donde conviven con el déficit social, deben contemplar e instrumentar estas visiones para preparar a las actuales generaciones en la comprensión de los nuevos retos.

Un mundo cada vez más diversificado. Organizaciones donde prevalecen los repartos de análisis a través de secciones, áreas y departamentos. Empleados que atienden cada vez más a funciones específicas, concretas pero variables sujetas a una dinámica creciente. Sistemas económicos que hacen su abordaje tanto en empresas como en escuelas, medios informativos u hospitales. Información vertiginosa que nos llegan por distintas vías, previamente codificadas. Ciudadanos rodeados de tecnicismos en sus lenguajes y en sus vidas, digitando sus decisiones y ansiedades con controles remotos. Individuos con mayores iniciativas propias pero involucrados inadvertidamente en el sistema. Medios de comunicación que exhiben y alientan modelos de vida necesarios de ser alcanzados. Pueblos que ponen un empapelado más moderno para cubrir sus tradiciones. Discursos para pueblos y discursos para elites. Mutaciones genéticas, epidemias que parecen distantes, ajenas y enfermedades viejas como la historia de la humanidad. Políticas rezagadas y políticas que atraviesan fronteras. Poblaciones que se especializan en individualizarse. Individuos que intentan distinguirse, desmasificarse.

Cuando hablamos de educación para la salud, debemos pensar a nivel planetario, globalizado, donde las fronteras ya no son tales desde el momento que la comunicación las ha derribado y, cuando nos referimos a comunicación, entendemos etimológicamente que es "poner en común" determinada información.

Es un deber del analista que prepara una política de educación para la salud el hacer partícipe al mayor número de personas de información calificada. La comunicación es un poder que consiste en influir en los otros por medio de la persuasión para lograr los objetivos previstos.

Jean-Michel Croissandeau advierte que: "es conveniente reformular la presencia de estos valores de educación y salud en estas vías de comunicación ya que sucede a veces que visto desde los medios, el sistema educativo solo existe en su realidad administrativa y raramente en su función pedagógica. Es como si los diarios al hablar de salud solo trataran los asuntos de administración de los hospitales y nunca la medicina o las enfermedades".

Innegablemente los medios de comunicación deben ser una herramienta esencial a la hora de influir en los conocimientos, valores, actitudes y conductas del ciudadano. La Educación para la Salud debe tomar en cuenta todos estos medios.

Construir hoy una visión del mundo es cada vez más prioritario. Toda política social debe estar comprometida con el análisis del presente sin descuidar el papel impostergable de las generaciones que escribirán las próximas páginas en blanco.

Torno a las configuraciones de los sistemas de Gobierno, el Grupo de Lisboa -1998- advirtió seis futuros escenarios de globalización:

    • Apartheid

    • Supervivencia

    • Triadización

    • Mundo Global Integrado y Viable

    • Sistema Mundial Regionalizado

    • Gattismo Universal

Indicando una proyección de población mundial hacia el 2020 de 8.000 millones de habitantes.

Los nuevos retos del mundo globalizado junto con los grandes pasos que da la ciencia, la especialización en conocimientos más refinados, la centralización de nuevos valores de dudosa base ética, el alcance incalculable de las investigaciones genéticas, exigen que los legisladores estén seriamente preparados para instrumentar políticas que vayan por delante de los problemas, obligan a los gobiernos a proponer a los mejores especialistas a los cargos más estratégicos y a comprometerse conjuntamente a imaginar las sociedades en las que ejercen su tarea de gobernar en los próximos estrenos del futuro.

_____________________

Conclusiones

La Educación y el Conocimiento deben ser el eje de una Política de Educación para la Salud .El aforismo Principiis Obsta sero medicina paratur* de Ovidio que asiste a nuestro análisis, aconseja oponer los obstáculos necesarios cuando comienzan los males, para evitar que se agraven con el tiempo y luego sea tarde para procurar el remedio apropiado. Esto es fundamental en el lineamiento de las políticas sociales.

Se entiende que la Educación para la Salud es a lo largo de toda la vida, no un producto efímero resultado de un marketing antiético.

Para terminar, una frase de Winston Churchill que debería constituirse en un principio para encarar una Educación para la Salud

"No sirve de nada decir hacemos lo mejor que podemos. Para triunfar

hay que hacer lo que sea necesario. " *

_________________________

ANEXOS

América Latina

Entre los principales desafíos en Salud para América Latina será crecer en investigación y capacitación científica para disponerse a afrontar los difíciles escenarios que depara el futuro.

Alberto Pellegrini en un análisis realizado para la OPS. (1998), observó que la producción científica en Latinoamérica es casi insignificante: 0,97 % del total de artículos publicados en el mundo.

Aportamos otros datos relevantes, de diagnóstico.

221 millones de latinoamericanos viven por debajo de la línea de pobreza.

99 millones viven en la indigencia, que es el paso terminal después de la pobreza extrema.

Según el BID, los países que más sufrieron el incremento de la pobreza son Argentina, Paraguay, Venezuela, Uruguay.

El Paradigma, fenómeno complejo con alta capacidad de diferenciación debe ser esbozado en Educación para la Salud, por gente que le guste la gente, y comprender que participar no es colaborar.

La idea es mantener sana a la población y no curar la enfermedad.

En cualquier reforma educativa, uno de los campos innovadores será la Educación para la Salud, con un eje fundamental de concepto de salud citado por la OMS.

El objetivo final de todo proyecto es mejorar la salud de las personas, lo cual se considera desde un punto de vista preventivo y de promoción de la salud.

Preventivo: capacitando a las personas para evitar los problemas de salud mediante el propio control de las situaciones de riesgo y evitando posibles consecuencias.

Promoción de la Salud: capacitando a la población para que pueda adoptar formas de vida saludable.

La Política de Educación para la Salud deberá concebir una gestión donde:

Se incorporen métodos de aprendizaje activo.

Que vayan dirigidos hacia las influencias sociales y la de los medios de comunicación de masas

Que refuercen los valores individuales y las normas grupales.

Que promuevan el desarrollo de habilidades (esencialmente sociales).

Un interesante punto de relación lo ofrece un informe de las Naciones Unidad sobre concentración de riquezas en el mundo (1998), según cita Tedesco en su obra "Educar en la Sociedad del Conocimiento" señala que la fortuna sumada de las 225 familias más ricas del planeta equivale a lo que posee el 47% más pobre (2.500 millones de personas) del mismo planeta.

Si analizamos la esperanza de vida, en relación al porcentaje del PBN – Producto Bruto Nacional – gastado en salud y el nivel educacional de los países descubrimos que algunas naciones como Cuba y Costa Rica poseen una esperanza de vida entre 5 y 10 años mayor que la esperable por su gasto en salud y nivel de Educación; mientras que países como Francia y Estados Unidos por el contrario presentan una esperanza de vida inferior a la predecible por estas mismas variables. Esto nos demuestra los excelentes resultados que se puede lograr con medicina estatal. 

Es imperativo adoptar la perspectiva señalada por la OMS (1983): Si enfocamos la educación sanitaria desde un modelo participativo y adaptado a las necesidades, la población adquirirá una responsabilidad en su aprendizaje y éste no estará centrado en el saber, sino también en el saber hacer.

______________

ARGENTINA

Ante la necesidad de definir estrategias de cambio, los países de América Latina procuraron a mediados de la pasada década establecer un conjunto de reformas que incluyeron los marcos sanitarios y educativos, partícipes claves de toda política sustantiva de desarrollo.

Concretamente en Argentina se procuraron mejorar los mecanismos de prevención y promoción de la salud, alentar procesos de federalización y descentralización en los servicios, puesto que las estructuras ejecutivas, facultadas para la toma de decisiones, focalizaban su eje político- administrativo principalmente en Buenos Aires como centro neurálgico.

Se desplazaban así la planificación, diseño y ejecución de políticas al realizar el otorgamiento de autonomía a los gobiernos provinciales. Conocida la fuerte heterogeneidad de las regiones de Argentina se esperaban nuevos instrumentos que reorganizaran e innovaran sus sistemas como parte del carácter federal del país.

La tendencia descentralizadora pretendía incidir con nuevos programas que en el tópico sanitario elaboraran estrategias de calidad y abrieran paso a sistemas de salud con libre competencia de mercado.

Sin embargo los objetivos supuestos no se alcanzaron, no solo por la sucesión espasmódica de las crisis económicas y sociales sino por que no hubo un eje que sostuviera un debate ideológico tendiente a construir el cambio. Las provincias que son veinticuatro en el país se hicieron cargo de las prestaciones pero la formulación de las políticas continuó instrumentándose desde los organismos centrales.

Por otra parte se diseñó consecuentemente una reforma educativa donde las provincias se comprometieron a asumir las responsabilidades en sus jurisdicciones. En el presente, por arrastre del estallido devaluativo- recesivo del 2001, en Argentina aún el problema económico financiero es grave, puesto que en la mayoría de los casos en las provincias más de la mitad de sus deudas es con la Nación y con fondos fiduciarios nacionales. En marzo de 2004, se ha implementado un Fondo de Equidad Social como propuesta de reforma al Sistema de Coparticipación Federal - injerencia del Poder Ejecutivo hacia las provincias -pero no se prestablecieron criterios para la distribución de recursos y transferencias de fondos.

Actuar en periodos de crisis presuponía en el sector educativo rediseñar factores de integración con proyectos de superación, el fortalecimiento en las gestiones del sistema educativo, politicas educativas sólidas pensadas con independencia de políticas económicas: estos parámetros se mantuvieron desdibujados.

Los factores de prevalencia resultaron ser los críticos en los núcleos ejecutivos que buscaban reorientar los cambios; la baja permanencia de funcionarios en sectores estratégicos, las consecuentes altas y bajas de los equipos que estos conformaban y por tanto la labilidad de las metas a corto, mediano y largo plazo.

En la actualidad nos enfrentamos a verdaderos contrastes.

Egresos del sistema privado de salud con una consecuente derivación hacia el sector público ponen en peligro la capacidad y calidad de las prestaciones sanitarias y conllevan a una merma en el ahorro fiscal. Durante la etapa más critica, Argentina superó los dos dígitos en su tasa de desocupación, lo cual al mismo tiempo disminuía los recursos primarios con los que debe contar todo el sistema, consecuentemente se acentuaba la perdida en la capacidad del ingreso real de salarios, incidiendo ésta variable el acceso a beneficios públicos directos.

Actualmente el nivel de desempleo está evaluado en un 14.3 %. La atención de la salud se organiza a través del Hospital Público lo cual involucra el paso de alrededor de 15 millones de personas -siendo 38 millones el total de habitantes- creciendo este numero diariamente, existen alrededor de 200 empresas de medicina privada, los sindicatos mantienen su injerencia en su propio terreno y los gobiernos provinciales y municipales nuclean con sus obras sociales propias unos 5 millones de personas.

Por otra parte aquellos que han cumplido y finalizado su condición laboral, unas 4 millones de personas, con el consiguiente otorgamiento de jubilaciones y pensiones son atendidas por delegaciones extendidas en todo el territorio de la nación.

Ante este abanico público, sindical, estatal y privado se puede analizar cuales son las distintas fuentes de financiamiento de cada sector. A una fuerte caída de recaudación se suma la subsistencia de una concepción equívoca en las políticas que propician subsidios a empresas en el sector salud sin que los beneficiados acaten tareas contraprestacionales para compensar las excepciones de impuestos.

En el terreno de las mediciones de contrastes un estudio sobre Desarrollo Humano 2004 realizado por las Naciones Unidas califica a la Argentina en el primer lugar de América Latina.

Mientras que los técnicos del Foro Económico Mundial fijaron que en el índice de competitividad, Argentina cayó diez puestos en un año ubicándose en el lugar 78 entre 102 países evaluados. Por otra parte la consultora Watson Wyatt Wolrdwide reveló en su encuesta acerca de las remuneraciones mundiales que Argentina mejoró en un 12% sus salarios en diferentes puestos de trabajo en el 2003. A valor dólar un trabajador argentino supera a un habitante de China en un 72,9 % en igual categoría de tareas, pero recibe casi una tercera parte de la remuneración percibida por un trabajador de EE.UU.

El primer análisis, según Juan Carlos Tedesco, titular de UNESCO - Argentina, no contempla datos cualitativos. Nuevos desafíos y ante todo nuevas reformas que incluyan equidad y calidad son imprescindibles. La formación de los actores sanitarios y educacionales se hace imperativa. Se reformularían las intervenciones hacia parámetros de eficacia a través de la modificación de sus perfiles profesionales.

Los problemas de la educación, los problemas de la salud no pertenecen únicamente a éstos sectores. Los mismos empresarios por ejemplo, conocen la importancia de mantener individuos sanos que acompañen los procesos de producción y garanticen un nivel de desempeño, también advierten el defasaje en la formación de especialidades no contempladas en la exigencia de oferta y demanda de los mercados laborales. No hay proyecto neto de país si sus ciudadanos están enfermos. No hay país competitivo sin sistema educativo.

Las infraestructuras sanitarias están comprometidas y desbordadas en la asistencia pública, por lo cual la formación de los estudiantes de medicina y los nuevos médicos que trabajan en los hospitales sufre una doble limitación. La comunidad necesita este carácter social de formación y desempeño profesional. Asimismo, los procesos de investigación están sometidos a variables de diversa naturaleza, no podemos desconocer la importancia de la instrumentación adecuada y de la actitud innovadora que necesitan estos campos, se requiere estabilidad, formar parte de una meta y objetivos consensuados.

En momentos de crisis las instituciones educativas en todos sus niveles deben ofrecer respuestas, redefinir su protagonismo. La coordinación de programas provinciales y regionales, como la atención a los enfoques interdisciplinarios debería establecerse mediante una base jurídica donde se contemplen políticas sustantivas, constituidas en administradoras netas de los recursos genuinos.

Una interesante iniciativa se desarrolla desde el año 1996 a través de la OPS y es la red Latinoamericana de Escuelas Promotoras de Salud, cuyas finalidades son señaladas por la institución dependiente de la OMS:

    • impulsar la promoción de la salud en el ámbito escolar en los países de la Región

    • reducir las inequidades en salud y la educación

    • mejorar la calidad educativa y las oportunidades para el desarrollo sostenible integral de jóvenes en edad escolar en las Américas.

En sintonía con esta iniciativa la CEPAL propone una transformación productiva con equidad que involucre:

    • reformas del sistema de producción

    • difusión del conocimiento.

Esto implica que los Estados deben trabajar en la construcción de sociedades cuya materia prima sea la elaboración y producción de conocimientos.  

La importancia de abonar caminos de adaptación a los nuevos contextos y escenarios donde aguardan variables cada vez mas refinadas dispuestas a ubicarse en el rol protagónico para volver a modificarlo. Comprender que no habrá un margen para propiciar programas y curriculas de larga y efectiva duración para aplicar a un grupo masivo de personas. El desafio de Argentina, de Latinoamérica será el de aprender tanto de los ciclos de inercia como de los gruesos errores de sostener políticas netamente personalistas, dejando que el debate se centre en unos pocos nombres. Las comunidades deberán aprender a analizar los cambios, comprometerse en un diálogo que genere acciones en las que el papel social y la distribución estratégica del conocimiento sean la clave para reordenar soluciones sobre conflictos complejos y simultáneos.

M. Lalonde, en su documento "El Concepto del Campo de Salud", analizó cómo el nivel de salud de una comunidad está determinado por la interacción de 4 factores básicos:

1.- La Biología Humana, que incluye todos aquellos aspectos relacionados con la salud física y mental, así como también la herencia genética y el proceso de madurez y envejecimiento.

2.- El Medio Ambiente, que incluye todos los factores relacionados con la salud que se hallan fuera del cuerpo.

3.- El Estilo de Vida, formado por la sumatoria de decisiones personales que afectan la salud y sobre las cuales se puede ejercer cierto grado de control.

4.- El Sistema de Asistencia Sanitaria.

En nuestro país, por cada 1.000 bebes que nacen, mueren 21 (datos del año 1996 - Ministerio de Salud y Acción Social-), en la Ciudad Autónoma de Bs.As. por cada 1.000 mueren 15 y en la provincia de Formosa 31.

Estas cifras aterradoras son aún más preocupantes porque el 60% de éstas muertes se pueden evitar, pues son causadas por diarrea, neumonía, desnutrición y otras enfermedades prevenibles por vacunación.

Por esto, la población debe tener acceso a la información, a los servicios de salud, debe tener conocimientos básicos en situaciones de emergencia, en medidas de prevención, saber solicitar ayuda en el momento oportuno para que los niños no mueran.

Sin dudas la normativa es clara: la Ley de Niñez Nº 114 de Protección Integral de los Derechos de los Niños de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires señala en el Art. N 23:" El Gobierno debe adoptar medidas para reducir la morbimortalidad, combatir las enfermedades y la mala nutrición, asegurar que conozcan los principios básicos de la salud y la nutrición, las ventajas de la lactancia materna, la higiene, el saneamiento ambiental y todas las medidas de cuidado y prevención..."

Esto es Educación para la Salud; faltaría que se concrete en el "campo de batalla".

Es preciso debatir y proponer legislaciones pertinentes para que los servicios no queden librados estrictamente al mercado, centenares de millones de personas no tendrán en un futuro muy cercano la posibilidad de atención sanitaria de diversa índole por carecer de poder adquisitivo. Además, otra gran franja de la población, poseerán servicios de salud de muy baja calidad y cobertura. Sólo una minoría accederá a todos los servicios porque los podrá pagar. Y de a poco habremos decretado la nulidad de los pocos servicios discrecionales que actualmente puede y debe garantizar el Estado. Una respuesta indispensable será la instrumentación de enfoques de políticas sociales conjuntas como las que pueden surgir del Mercosur y el ALCA. Es fundamental la necesidad de establecer en bloque acuerdos estratégicos, criterios y normativas comunes para elaborar todo tipo de negociaciones, también propiciar la instrumentación de políticas por conformación de un parlamento del Mercosur.

Así como en el mundo económico se reclaman cada día más calificaciones y competencias, la Salud reclama urgentemente políticas para disminuir la morbimortalidad, a saber:

Los niños representan el grupo de mayor vulnerabilidad en donde los condicionantes sociales, económicos, culturales y ambientales son determinantes de su situación de salud.

Los adolescentes se enfrentan a diversos riesgos, a las enfermedades de transmisión sexual, el flagelo de las drogas y a la exposición a tóxicos (cigarrillos, alcohol) por la adopción de estilos de vida no saludables.

Las mujeres en edad reproductiva están expuestas a enfermedades de transmisión sexual y a perjuicios derivados de la reproducción.

Los trabajadores están sujetos a relaciones laborales propias de un mercado deshumanizado que afecta su salud física y mental.

Las personas con capacidades diferentes enfrentan circunstancias que obstaculizan o impiden el desempeño de roles y por tanto de una integración básica.

Los ancianos soportan el aislamiento motor y sensitivo y los problemas de su deterioro físico.

La pobreza, la marginalidad, las poblaciones con necesidades básicas insatisfechas y los grupos carentes de cobertura, permiten identificar adecuadamente los grupos de mayor riesgo social y vincularlos con los conocimientos epidemiológicos reunidos para una mejor orientación de las acciones en el campo sanitario y social.

Las proyecciones para el año 2025 aseguran que la mortalidad en niños menores de 5 años será del 3%, es decir una cifra que gira en torno de los 5 millones de muertos. Muchas de estas muertes se podrían evitar con una Política de Educación para la Salud organizada, por una distribución equitativa de recursos y por el open mind (mente abierta) de los políticos de turno cuando prioricen la atención primaria que está centrada en la creación de un nuevo paradigma basado en una concepción integral de la salud, dirigido a la promoción de estilos de vida saludables y a comportamientos de auto cuidado, en un espacio próximo a las personas y las familias.

La falta de Planeamiento Estratégico y Educación para la Salud es en gran parte responsable de las consecuencias de la desnutrición infantil que con el correr de los años traerá un ejército de niños con incapacidades funcionales psicofísicas.

_____________________

Otros Datos y Señales

- Se reconoce que existen 19 millones de argentinos pobres según expresa datos del Indec.

- El 73,5% de los menores de 14 años vive en hogares pobres y la mitad de ellos es indigente, por lo cual no pueden acceder a la canasta básica de alimentos. La cifra representa a casi 5 millones de personas.

- Un 35 % de los niños menores de 6 años del Gran Buenos Aires corren el riesgo de sufrir retardo en su desarrollo, es decir retraso en su crecimiento sensorial y psicomotor. Causas: pobreza y marginación social. Origen: económico, social, político.

- Nuestra Tasa de Mortalidad Infantil triplica la de Singapur, es un 90% superior a la de Cuba y 35% a la de Chile.

- En pediatría la anemia ha alcanzado niveles cercanos al 50%.

- En Buenos Aires el 6.4% de los niños pertenecen a madres menores de veinte años.

- Entre todas las provincias del país, los niños entre 0-4 años no tienen cobertura sanitaria, siendo Chaco y Formosa las provincias más afectadas por la indigencia.

- En las Guardias y Consultorios externos se atienden más de 30.000 personas por mes en los hospitales públicos.

Estos datos pertenecen al último Censo Nacional del año 2001.

______________________________________

ASPECTOS CUALITATIVOS

REPÚBLICA ARGENTINA

ANALFABETISMO

De acuerdo al Informe sobre Desarrollo Humano 2002 del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD – la tasa de analfabetismo, porcentaje en una población de 15 años de edad y mayores, en el 2000 fue del 3,2%.

Es importante tener en claro dos conceptos:

Analfabetos Absolutos: aquellos individuos que nunca pasaron por la escuela

Analfabetos Funcionales: aquellos que fueron a la escuela y han olvidado los rudimentos de alfabetización, lo que les impide leer y escribir hasta los más simple.

Evolución de la Tasa de Analfabetismo Absoluto

AÑO

1869

1895

1914

1947

1960

1970

1980

1991

TASA

80

53

35

15

8,6

7

6

3,7

Debe señalarse que las tasas de analfabetismo, naturalmente, no son uniformes en todo el país. A medida que nos alejamos de las ciudades aumenta la proporción de personas que no saben leer ni escribir.

Además, el índice de analfabetismo es ligeramente superior entre las mujeres que entre los varones. Y la tasa es mucho más elevada en la población rural: 10,9% que en la urbana: 2,7%. Pero tengamos en cuenta que el número absoluto de analfabetos urbanos es mayor al de los rurales, porcentualmente es mucho menos significativo, dado que el número total de habitantes de las ciudades es mayor que en el ámbito rural.

Existe un alto grado de correlación entre Analfabetismo, Salud y Pobreza. Se llega a la conformación de un pernicioso "Círculo Vicioso", según el cual a mayor pobreza se tiene menos medios para la Educación, lo que conduce al Analfabetismo, a la mala alimentación desde que se nace y, a muy corto plazo, a la Enfermedad e incluso a la muerte prematura. Y a su vez, el Analfabetismo es una de las causas esenciales de la Pobreza.

ANALFABETISMO EN AMÉRICA LATINA

Fuente Datos del PNUD, Informe sobre Desarrollo Humano 2002.

PAÍS

Porcentaje

URUGUAY

2,3

ARGENTINA

3,2

CUBA

3,3

CHILE

4,2

COSTA RICA

4,4

PARAGUAY

6,7

VENEZUELA

7,4

PANAMÁ

8,1

COLOMBIA

8,3

ECUADOR

8,4

MÉXICO

8,6

BRASIL

14,8

REPÚBLICA DOMINICANA

16,4

EL SALVADOR

21,3

HONDURAS

25,4

GUATEMALA

31,4

NICARAGUA

33,5

HAITÍ

50,2

INDICADORES DE NIVEL DE SALUD

ESPERANZA O EXPECTATIVA DE VIDA AL NACER

Se llama así a la media la que en teoría puede aspirar cada habitante en el momento de su nacimiento.

Debe destacarse que hay diferencias sustanciales entre las distintas provincias argentinas.

ESPERANZA DE VIDA EN LA ARGENTINA (EN AÑOS). Proyecciones por quinquenio.

Fuente: Indec-CELADE

QUINQUENIO

TOTAL

VARONES

MUJERES

1970-1975

67,4

64,1

70,8

1975-1980

68,8

65,4

72,2

1980-1985

70,2

66,8

73,7

1985-1990

71,0

67,6

74,6

1990-1995

72,1

68,6

75,7

1995-2000

73,1

69,7

76,8

2000-2005

74,1

70,6

77,7

2005-2010

75,1

71,6

78,7

2020-2025

77,5

74,0

81,1

2045-2050

80,4

76,9

84,0

ESPERANZA DE VIDA AL NACER EN ALGUNOS PAÍSES DE AMÉRICA LATINA

USANDO COMO MARCO DE REFERENCIA DOS PAÍSES ALTAMENTE DESARROLLADOS Y DOS DE MUY BAJO DESARROLLO

FUENTE: PNUD, INFORME SOBRE DESARROLLO HUMANO

PAÍS

AÑOS DE VIDA MEDIA

CHILE

75,3

URUGUAY

74,4

ARGENTINA

73,4

VENEZUELA

72,9

COLOMBIA

71,2

PARAGUAY

70,1

ECUADOR

70,0

PERÚ

68,8

BRASIL

67,7

BOLIVIA

62,4

JAPÓN

81,0

ESTADOS UNIDOS

77,0

MOZAMBIQUE

39,3

SIERRA LEONA

38,9

Si examinamos en forma combinada varios indicadores demográficos relacionados con la mujer observaremos que hay mayor proporción de viudas, menor tasa de mortalidad y mayor esperanza de vida.

Mortalidad infantil y neonatal

Son indicadores muy significativos del desarrollo socioeconómico de un país o región que responden a causas ambientales, socioeconómicas, educativas que terminan generando: enfermedades infecciosas, desnutrición. El bajo peso de los niños al nacer sigue siendo un factor de incidencia muy importante. La mala alimentación de las madres determina que en muchos casos nazcan niños en condiciones físicas muy precarias.

La tasa de mortalidad infantil tardía o exógena indica el número de niños que mueren anualmente antes del año de vida por cada 1.000 nacidos vivos durante el mismo período.

La tasa de mortalidad neonatal o endógena expresa lo mismo, pero para aquellos niños que mueren antes del primer mes de vida.

TASA DE MORTALIDAD INFANTIL EN PAÍSES LATINOAMERICANOS

FUENTE: PNUD, Informe sobre Desarrollo Humano 2002.

PAÍS

TASA (cada mil)

CHILE

10

URUGUAY

14

ARGENTINA

18

VENEZUELA

20

COLOMBIA

25

MÉXICO

25

PARAGUAY

33

BRASIL

36

PERÚ

40

BOLIVIA

62

TASA DE MORTALIDAD INFANTIL EN PAÍSES ALTAMENTE DESARROLLADOS

FUENTE: PNUD, Informe sobre Desarrollo Humano 2002.

PAÍS

TASA (cada mil)

SUIZA

3

SUECIA

3

JAPÓN

4

REINO UNIDO

6

ESTADOS UNIDOS

7

TASA DE MORTALIDAD INFANTIL EN PAÍSES MUY POCO DESARROLLADOS

FUENTE: PNUD, Informe sobre Desarrollo Humano 2002.

MALÍ

142

NIGERIA

159

SIERRA LEONA

180

ASISTENCIA MÉDICA

El nivel asistencial de la población se mide a través de múltiples indicadores, entre los cuales el más importante es el número de habitantes por médico y por cama de hospital. También, se llevan estadísticas sobre obras sociales, asistencia hospitalaria, etcétera.

Los elevados índices de expectativa de vida y la baja de mortalidad bruta de la población indican que la infraestructura social en este campo es cuantitativamente satisfactoria. La proporción de personas por médico está al nivel de las mejores del mundo. Pero las diferencias regionales demuestran que el potencial médico y sanitario no está bien distribuido.

En Argentina existen problemas sanitarios en las poblaciones rurales como por ejemplo el mal de Chagas, la enteritis, el tifus y otras enfermedades como el bocio (por carencia de yodo en las aguas); tuberculosis, por alimentación inadecuada; rabia y paludismo.

La enfermedad de Chagas, estudiada por el Dr. Salvador Maza, es la endemia más importante del país. Afecta el bazo, el hígado, el sistema nervioso y genera cardiopatías. Esta enfermedad se vincula con el nivel de pobreza y se la encuentra en las provincias de las zonas secas, áridas y montañosas o sea andinas, cuyanas, del centro y del norte del país.

La carencia de agua en cantidad y calidad adecuada para el consumo personal y la higiene es un factor de alta relevancia:

28% de las viviendas de nuestro país carecen de agua corriente60% en la Provincia de Misiones carece de agua corriente

14% no tiene inodoro con descarga de agua

MÉDICOS POR CIEN MIL HABITANTES EN AMÉRICA LATINA

FUENTE: PNUD, Informe sobre Desarrollo Humano 2002.

PAÍS

MÉDICOS

URUGUAY

370

ARGENTINA

268

VENEZUELA

236

MÉXICO

186

ECUADOR

170

BOLIVIA

130

BRASIL

127

COLOMBIA

116

CHILE

110

PARAGUAY

110

PERÚ

93

HAITÍ

8

ESTADÍSTICA HOSPITALARIA (1999)

FUENTE: Ministerio de Salud, Dirección de Estadística e Información de Salud.

ESTABLECIMIENTOS ASISTENCIALES

CANTIDAD

CON INTERNACIÓN

1.286

NACIONAL

5

PROVINCIAL

900

MUNICIPAL

381

SIN INTERNACIÓN

6.142

NACIONAL

2

PROVINCIAL

3.899

MUNICIPAL

2.241

TOTAL PAÍS

955.990

NIVEL ALIMENTARIO DE LA POBLACIÓN

Si bien la Argentina ocupa un lugar destacado entre los países mejor alimentados del mundo no debemos ignorar que no toda la población está exenta de la sub.alimentación o del flagelo del hambre.

Se destacan deficiencias alimentarias en las regiones del noroeste y noroeste del país. Además, de la insuficiencia cuantitativa de la dieta en estas regiones, deben citarse como carencias típicas de las regiones subtropicales las de vitaminas del grupo B, más necesarias allí que en los climas templados o fríos, y sobre todo, las de sales minerales, como el calcio, el hierro, el yodo – aunque parezca extraño – la pérdida del cloruro de sodio es muy seria como consecuencia de la transpiración.

La avitaminosis del complejo B, si bien no alcanza la gravedad de otros países latinoamericanos donde son muy comunes los casos de beriberi, provoca estados típicos de "abulia tropical", que se traducen en disminución de la capacidad física y mental. La carencia de yodo produce abundantes casos de bocio cretínico – endemia típica del Paraguay, Bolivia, Ecuador, sur de Brasil, norte argentino y zona cordillerana.

Respecto de la vitamina A, señala Josué Castro que en la Argentina el uso abundante de yerba mate corrige sus deficiencias, por su elevado contenido de esa sustancia.

INDICE DE DESARROLLO HUMANO – IDH

Es calculado todos por el PNUD, contempla no sólo aspectos económicos de bienestar sino algunos otros fundamentales, que hacen a la calidad de vida. Tiene en cuenta:

Longevidad: cuantificada a través de la esperanza de vida al nacer.

Conocimientos: cuantificados por los indicadores de alfabetización de adultos.

Nivel de Vida: medido por el ingreso per capita, ajustado por paridades de poder adquisitivo (para compensar los desvíos producidos por las diferencias en los tipos de cambio).

El valor de este indicador está comprendido entre 0 y 1. E acuerdo con un estudio efectuado por María Inés Passanante, especialista en el tema, en el informe de la PNUD sobre Desarrollo Humano de 1999 nuestro país ocupaba el lugar número 39 entre 174 países, pero la ubicación difiere según cuál de los tres indicadores se tome en cuenta por separado. En efecto, para ese año la Argentina ocupó el lugar:

47º en Longevidad

26º en Educación

40º en Ingreso

Se deduce que la esperanza de vida resulta ser el indicador menos favorable para la Argentina, que es superada por varios países de América Latina. Esta situación coloca la salud como un área de desarrollo prioritario para nuestro país.

En el Informe Argentino sobre Desarrollo Humano se muestran las grandes desigualdades que se dan aquí, a tal punto que si se considerara cada provincia como un estado independiente, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ocuparía el lugar 20º, mientras que la provincia de Jujuy estaría en el lugar 85º.

Gasto mundial en salud

FUENTE: Invertir en Salud 1993 – Banco Mundial. Washington D.C.En miles de millones de dólares. PBN: Producto Bruto Nacional(X) Miles de millones de dólares(XX) Dólares

REGIONES

% DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

GASTO TOTAL EN SALUD

(X)

GASTO

DEL SECTOR PÚBLICO

PORCENTAJE DEL PBN GASTADO EN SALUD

GASTO EN SALUD PER CÁPITA

(XX)

PAÍSES DESARROLLADOS

ECONOMÍA DE MERCADO

15

1.483

60

9,2

1.860

AMÉRICA LATINA Y CARIBE

8

47

60

4,0

105

PAÍSES EUROPEOS ANTES SOCIALISTAS

7

49

71

3,6

142

ORIENTE MEDIO

10

39

58

4,1

77

OTROS PAÍSES ASIÁTICOS

13

42

39

4,5

61

INDIA

16

18

22

6,0

21

CHINA

22

13

59

3,5

11

AFRICA AL SUR DEL SAHARA

10

12

55

4,5

24

TODO EL MUNDO

100

1.702

60

8,0

329

*Principiis obsta: sero medicina paratur

cum mala per longas convaluere moras

Bibliografía CONSULTADA

Asenjo, M. A. Las claves de la Gestión Hospitalaria. Editorial Gestión 2000, Barcelona, 1999

Bleichmar, Silvia: Monitor de la Educación Común. Editorial Ministerio de Educación. Julio 2002.

Croissandeau, Jean- Michel: Le Monde de l' Education. Le Monde. 1999.

Delors, J.: La Educación Encierra un Tesoro. Ediciones Unesco, 1996.

Hopenhayn, M., Ottone, E.: El Gran Eslabón. Editorial Fondo de Cultura Económica, 1999.

Landsheere, Vivianne: Fundación Univ. Hernandarias. Editorial Docencia, 1995

Ovidio, Publio: Remedia Amoris.

Simon, Herbert: La nueva Ciencia de la Decisión Gerencial. Editorial El Ateneo. 1999.

Tedesco, J.C.: Educar en la Sociedad del Conocimiento. Editorial. Fondo de Cultura Económica, 2000.

Varo, J. Gestión Estratégica de la Calidad en los Servicios Sanitarios. España, 1993.

OTRAS FUENTES - Búsqueda de Vías:

Análisis Crítico del Discurso. Teun A. Van Dijk.

Cátedra Política y Legislación Educativa. (UMSA) Lic. Prof. Rafael Omar Cura

Curso Universitario de Periodismo Médico. (Universidad Abierta Interamericana – U.A.I.).

Sistemas Educativos Iberoamericanos en el Contexto Global. Pedró, Franscesco. Rolo, Manuel.

* Maestría en Gerencia y Administración de Sistemas y Servicios de Salud (Universidad Favaloro)

BIBLIOGRAFIA RECOMENDADA

AGUILLAR, Marcela; NÓBILE, Stella; LEVY, Esther. PROPUESTAS TRANSVERSALES. Primera Edición. Buenos Aires, Ediciones Docentes Argentinas, 1997.

AGUILLAR, Marcela. TEMAS TRANSVERSALES: MARCO TEÓRICO. Primera Edición. Buenos Aires, Ediciones Docentes Argentinas, 1997.

ALMEIDA, Marcio. LA EDUCACIÓN DE LOS PROFESIONALES DE LA SALUD EN LATINOAMERICA. España, Editorial Lugar, 1999.

BANCO MUNDIAL. INVERTIR EN SALUD. INFORME SOBRE EL DESARROLLO MUNDIAL. Washington DC. 1995.

BARONE, Luis Roberto (director). ESCUELA CREATIVA: EL CUERPO HUMANO UNA MAQUINARIA PERFECTA. GUÍA PARA EL ANÁLISIS Y LA INVESTIGACIÓN. Buenos Aires, Clasa, 1996.

BÉDARIDA, CATHERINE; SLAVUTZKY, CLARA (traductor). LA ESCUELA QUE HACE ESCUELA. DEL JARDÍN DE INFANTES A LA UNIVERSIDAD. CINCO MANERAS NUEVAS DE ENSEÑAR. Colección Alternativas en Salud Mental. Buenos Aires, Nueva Visión, 1992.

BOGGINO, Norberto; Colaboradores: AVENDAÑO, Fernando Carlos; PARERA Silvia y PEREZ DE PARRA, Mirtha; MENIN, Ovide (prologuista); ZAPATA, Gabriel (Ilustrador). GLOBALIZACIÓN, REDES Y TRANSVERSALIDAD DE LOS CONTENIDOS EN EL AULA. Colección Educación. Tercera Edición. Rosario, Homo Sapiens Ediciones, 1996.

BUSQUETS, María Dolores; CAINZOS, Manuel; FERNÁNDEZ, Teresa; LEAL, Aurora; MORENO Montserrat; SASTRE, Genoveva. LOS TEMAS TRANSVERSALES: CLAVES DE LA FORMACIÓN INTEGRAL. Primera Edición. Buenos Aires, Santillana, 1995.

CARDELLI, Jorge (compilador); DATRI Edgardo (compilador); DUHALDE, Miguel (compilador). DOCENTES QUE HACEN INVESTIGACIÓN EDUCATIVA. Primera Edición. Buenos Aires, Miño y Dávila, 2002.

CARLEVARI, Isidro J. F. LA ARGENTINA. GEOGRAFÍA HUMANA Y ECONÓMICA. Décimo Tercera Edición. Buenos Aires, 2003.

CASTILLO, Laura; PIERA, Virginia; LÓPEZ, Daniel. EDUCACIÓN PARA LA SALUD: NOSOTROS Y LOS ALIMENTOS. Primera Edición. Buenos Aires, Edicial, 1997.

COSTA Miguel; LÓPEZ Ernesto. EDUCACIÓN PARA LA SALUD. UNA ESTRATEGIA PARA CAMBIAR LOS ESTILOS DE VIDA. España, Editorial Pirámide, 1996.

CUMPER George; VAUGHAN Patrick. LOS AUXILIARES DE LA SALUD A LA HORA DE LA DECISIÓN. Foro Mundial de la Salud, 1985.

DABAS, Elina Nora. RED DE REDES: LAS PRÁCTICAS SOCIALES DE INTERVENCIÓN EN REDES SOCIALES. Primera Edición. Buenos Aires, Paidós, 1993.

EMMANUELE, Elsa S. EDUCACIÓN, SALUD, DISCURSO PEDAGÓGICO. Colección Psicología y Educación. Primera Edición. Buenos Aires, Ediciones Novedades Educativas, 1998.

ESEVERRI CHAVERRI, Cecilio; TERÁN PRIETO, Antonio; TOVAR CORRAVILLA, Carmelo; GALÁN MORENO, Antonio; ARREDONDO BANCES, Ana I.; COUCEIRO MUIÑO, Carmen. EDUCAR PARA LA SALUD: DROGADEPENDENCIAS. Colecciones Materiales para Educadores. Segunda Edición. Madrid, CCS, 1995.

ESTÉVEZ, Cesar. ESCUELA Y SALUD: ARMANDO PROYECTOS. Buenos Aires, Métodos, 1997.

FERNÁNDEZ GUERRERO, Concepción; GARCÍA ARRANZ, María Teresa; GRACIANI MIRA, María José; SÁNCHEZ SIERRO, Aurora. ALIMENTACIÓN Y CONSUMO. Madrid, Anaya, 1995.

FORDHAM, Paul (editor); Prologuistas: POWER, Colin; LAWRENCE, John; HABTE, Aklilu y HADDAD, Wadi. EDUCACIÓN PARA TODOS: UNA VISIÓN AMPLIA. Conferencia Mundial sobre Educación para Todos. París, UNESCO – Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, 1994.

GIL VERONA, José Antonio (coordinador). PROBLEMAS MÉDICOS EN LA ESCUELA Y SU ENTORNO. Universidad de Valladolid, Servicio de apoyo a la enseñanza, 1997.

KORNBLIT, Ana Lía; MENDES DIZ, Ana María. LA SALUD Y LA ENFERMEDAD: ASPECTOS BIOLÓGICOS Y SOCIALES. CONTENIDOS CURRICULARES. Primera Edición. Buenos Aires, Aique, 2000.

LAURELL Asa. INFORME DE SALUD DEL BANCO MUNDIAL. México. 1994.

LEVINGER, Berly; ROTHERMEL, Timothy S. (prologuista). LA NUTRICIÓN, LA SALUD Y LA EDUCACIÓN PARA TODOS. New York, EDC – Education Development Center, 1994.

MOURA, Enio. BIOLOGÍA EDUCACIONAL: NOCIONES DE BIOLOGÍA APLICADAS A LA EDUCACIÓN. San Pablo, Moderna

MUSMANNO, Elena. LA ESCUELA COMO TRIBUNA ALIMENTARIA. Sexta Edición. Buenos Aires, 2002.

OEI – DOCUMENTO BÁSICO DE LA VIII SEMANA MONOGRÁFICA – MADRID – 22/11/93 AL 26/11/93. APRENDER PARA EL FUTURO: EDUCACIÓN PARA LA SALUD. Fundación Santillana, 1993.

OLIVARES JIMÉNEZ, Engracia. LA ALIMENTACIÓN, ACTIVIDAD DEL SER HUMANO: SALUD, CONSUMO Y SOLIDARIDAD. Primera Edición. Madrid, Narcea, 1993.

PERALTA, Juan; WEIS, Martha (revisión). LOS ESCENARIOS DE LA SALUD: HACIA LA CONSTRUCCIÓN DE UNA ACTITUD. Colección Enfoques en Educación. Buenos Aires, Ediciones La Llave, 1998.

POLAINO LORENTE, Aquilino. EDUCACIÓN PARA LA SALUD. Primera Edición. Barcelona, Herder, 1997.

REYZÁBAL, María Victoria; SANZ, Ana Isabel. LOS EJES TRANSVERSALES: APRENDIZAJES PARA LA VIDA. Madrid, Escuela Española, 1995.

SCIOTTO, Eduardo Alfredo. PROYECTO EDUCATIVO INSTITUCIONAL DE SALUD: LOS PROBLEMAS DE SALUD Y MEDIO AMBIENTE EN LA ESCUELA. Colección Gestión Institucional. Primera reimpresión. Buenos Aires, Ediciones Novedades Educativas, 1998.

SCIOTTO, Eduardo Alfredo. EDUCACIÓN Y SALUD: UN APORTE INTERDISCIPLINARIO A LA REFORMA DEL SISTEMA EDUCATIVO. PROPUESTA PARA UN ABORDAJE INTEGRAL DESDE LA PERSPECTIVA EDUCACIONAL. Colección Gestión Institucional. Primera Edición. Buenos Aires, Ediciones Novedades Educativas, 1995.

VERRUNO, Camilo (director); LAVALLE, Adriana (coordinador). PREVENCIÓN DE ADICCIONES: CURSO DE CAPACITACIÓN PARA DOCENTES. PROYECTO EDUCACIÓN PARA LA SALUD. Colección Prociencia CONICET. Primera Edición. Buenos Aires, CONICET, 1995.

Llaves en Internet

CORAGGIO, José Luis. DESARROLLO HUMANO Y POLÍTICA EDUCATIVA EN LA CIUDAD LATINOAMÉRICANA. Colección Educación y Política Educativa.

En http://www.educ.ar/superior/biblioteca_digital

CORAGGIO, José Luis. DESARROLLO HUMANO Y POLÍTICA EDUCATIVA EN LA CIUDAD LATINOAMÉRICANA. Colección Educación y Política Educativa.

En http://www.educ.ar/superior/biblioteca_digital

CORAGGIO, José Luis. LAS PROPUESTAS DEL BANCO MUNDIAL PARA LA EDUCACIÓN: ¿SENTIDO OCULTO O PROBLEMA DE CONOCIMIENTO? Colección Educación y Política Educativa.

En http://www.educ.ar/superior/biblioteca_digital.

INSTITUTO NACIONAL DE ESTADISTICAS Y CENSOS –INDEC-

www.indec.mecon.ar

ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD -

www.arg.ops-oms.org

PROGRAMA DE LAS NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO

www.undp.org.ar

SISTEMA DE NACIONES UNIDAS EN ARGENTINA –

www.onu.org.ar

 

Lecturas

Contáctenos - Sitios de Salud - Sitios Educativos - Enlaces de Interés
 © COPYRIGHT 2006 :: eps-salud :: Todos los derechos reservados